Silla de Bañera para Bebé

Al momento de pensar en el baño del bebé, generalmente pensamos en las bañeras. Sin embargo, existe una amplia variedad de productos adicionales, como sillas para bañeras, banquetas y asientos de baño, que se adaptan perfectamente a los más pequeños de la casa y facilitan su aseo personal. Además, garantizan seguridad y brindan mayor confianza y comodidad a la madre a la hora de asearlos.

Por otra parte, cada uno de estos equipos están diseñados para abarcar las necesidades del bebé considerando su edad. De igual manera, ayudan a hacer de la rutina del baño un momento realmente agradable y entretenido, también es la mejor forma de ir adaptando a los infantes a la ducha o a la bañera.

Ventajas de bañar a tu bebé con estos asientos de ducha

Sin dudas, son numerosos los beneficios que se obtienen con la silla para la ducha bebé, pues es un instrumento indispensable a la hora del baño, facilitando el aseo del niño sin que los padres deban tenerlo en los brazos. Así, el proceso se hace más rápido, seguro, certero y divertido.

Además, ante la gran variedad de estilos, éstas pueden usarse desde los primeros días del bebé y aún hasta después de sentarse. Por otro lado, al contrario de lo que pueda pensarse en cuanto a su utilidad, estas no ocupan tanto espacio como si ocurre con las bañeras fijas. De tal manera que resultan prácticas para llevarlas de viaje o almacenarlas.

Por otra parte, favorecen la postura del bebé manteniéndolos debidamente sentados, sin desviar su columna. De igual manera, los pequeños se sienten tan confiados como en los brazos de mamá o papá, pero más cómodos, relajados y libres de poder mover sus brazos y piernas e interactuar con el agua. Asimismo, de contener accesorios o paneles de actividades puede ser educativo y entretenido.

Mejores sillas para bañar bebés en la bañera

Rebajas
Vtech Aquasilla 2 en 1, silla de baño y panel de actividades, juguete para jugar dentro y fuera del agua, multicolor (80-515422)
  • Juguete para el baño con 2 modos de juego: silla de baño y panel de actividades, para jugar dentro y fuera del agua
  • Dispone de diferentes elementos para manipular: molino de agua, una rana que disparará el agua que se haya introducido en el hueco donde se encuentra situada, cuatro botones de distintas formas y colores que activan distintas interacciones
  • Los 4 botones enseñan colores, formas, números y características de los animales a través de sus más de 70 melodías, canciones, frases y sonidos
  • Montaje seguro: dispone de 4 ventosas que permiten adherir correctamente el juguete a la bañera
  • Las pilas son con finalidad demostrativa, se recomienda el uso de pilas alcalinas de alto rendimiento específicas para productos tecnológicos
Thermobaby - Sillita para ducha, color azul
  • Peso máximo del bebé: 13 kg
  • Dimensiones : 33 x 24 x 33 cm
  • De 7 a 16 meses
Dreambaby Silla de Baño plegable, acolchada y con indicador de calor, blanco y azul
  • Especialmente diseñado para su comodidad y la comodidad de su hijo
  • Gran cojín para mayor comodidad
  • Incluye una estrella que cambia de color para advertir si el agua está demasiado caliente
  • El frente se abre para facilitar el baño
Rebajas
Badabulle B022002 - Anillo de baño plegable montaña
  • Sillón de baño plegable
  • Se abre para instalar al bebé cómodamente
  • Curvas ergonómicas, barra frontal debajo de los brazos para una mayor libertad de movimiento

¿Cómo tiene que ser una silla para baño de Bebé?

El baño de los niños es la oportunidad de compartir de manera diferente con ellos y de enseñarles a conocer su cuerpo e incluso de irlos preparando para asearse solos. Para ello, es importante que tantos los pequeños como los padres se sientan cómodos y seguros durante este proceso, por lo que vale conocer las características principales que debe contener la silla para baño bebé:

Forma ergonómica

Estos accesorios deben adaptarse al cuerpo del niño. Asimismo, que tengan una inclinación que aseguren mantener la cabeza suficientemente distanciada del agua. Igualmente, resulta necesario constatar que la estructura permita que todas las paredes de la silla toquen la superficie donde se vaya a colocar, pues ello limita que se deslice o se desequilibre.

Por otra parte, para los más pequeños, puede resultar más seguro y cómodo que tengan integradas unas paredes laterales especiales para la zona del abdomen. Estas paredes disminuyen al máximo las posibilidades de caídas, sin embargo, permiten la movilidad de los brazos.

En cualquier caso, es importante asegurar de igual manera la movilidad en manos y piernas, ya que es indispensable que el niño sienta la libertad de jugar con el agua, sin que se afecte su seguridad.

Asientos y respaldos confortables

Es preferible que la silla de bebé para bañera integre un cojín de malla o material antialérgico y cálido que ofrezca mayor comodidad tanto en la cabeza como en la espalda y que lo mantenga a una temperatura ideal para evitar resfriados. Asimismo, de usarse alguna malla es conveniente que tenga orificios que faciliten el drenaje del agua jabonosa, brindando además un secado más rápido y disminuyendo los inconvenientes de hongos o humedad.

Por su parte, el asiento ayudará al bebé a sostenerse por la entrepierna y a facilitar los movimientos de las piernas para jugar con el agua.

Material resistente, liviano y delicado

Si bien es necesario que los materiales que se emplean para su fabricación sean resistentes, es igualmente importante que sea un plástico liviano para facilitar su traslado. Además de ello, que sea antideslizante y que no tenga texturas que puedan raspar o lesionar la delicada piel del bebé.

Medidas y peso estándar

Es recomendable que la silla de ducha para bebés contemple unas medidas que permitan sea incorporada con facilidad en la ducha o en cualquier bañera infantil o de adultos. De igual manera, unas medidas acordes facilitarán el almacenamiento y el transporte. Generalmente las medidas oscilan en 50 cm x 25 cm, y el peso entre 400 a 750 gramos aproximadamente.

Acorde a la edad del niño

Otro aspecto importante a considerar es que la silla para ducha bebé sea acordé con la edad. Por más que nos guste un modelo, lo que debe preverse en principio es la seguridad del niño. En tal sentido, hay modelos recomendados para pequeños recién nacidos y hasta los 6 meses de edad, como otros diseños ideales para cuando comienza a sentarse por sí solo.

Coloridas

Resulta más entretenido que la silla bañera bebé sea de colores divertidos, e incluso si somos conservadores con los colores rosa o azul.

Panel de actividades

Si se desea la máxima diversión, un panel de actividades es una excelente opción. Así, el niño siempre verá el baño como un momento entretenido.

Fácil de limpiar

No solo es relevante que sea sencilla de limpiar, sino que además no almacene moho o humedad. Algunas tienen un pequeño drenaje para asegurar la salida de agua. Esto resulta de suma utilidad para facilitar la higiene y hacer una limpieza más rápida.

Accesorios

Si la silla ducha bebé no cuenta con una ventosa antiresbalante en la superficie, se sugiere buscar algún accesorio para reforzar la seguridad, como alfombras para baños antideslizante. Este simple instrumento te ayudará a asegurar la ubicación del infante. Además de ello pueden agregársele juguetes interactivos sino cuenta con un panel de actividades para armonizar más el momento.

¿Cuánto vale una silla para ducha de bebé?

Existen una amplia variedad de modelos en el mercado, solo debes buscar el que mejor se adecúe en relación calidad y precio. En definitiva, se pueden conseguir diseños muy sencillos y económicos, o aquellos equipados al más alto coste. Sin embargo, cualquiera sea la opción lo importante es garantizar con la compra la seguridad y confort adecuados para el infante.

En todo caso, hemos dejado hecho la tarea fácil para ti y te hemos dejado un catálogo de las mejores opciones que existen en el mercado. No dejes de revisar cada una de ellas para que conozcas un poco más de sus características.